lunes, 3 de noviembre de 2014

Alianza élfica


  • Triesfera Saber, Espíritu, Táctica. Elrond · Glorfindel · Legolas
  • Último pack disponible desde la creación de este mazo: Herederos de Númenor.
   
Una de las razas protagonistas del ciclo de El Creador del Anillo son los elfos Silvanos. Y como seguramente, en cuanto termine el ciclo, voy probar un par de mazos que tengo en mente con los habitantes del Bosque como protagonistas, quería hacerme un último mazo élfico antes de incorporar todas las novedades.
Normalmente intento crear un mazo para recorrer un ciclo completo, y esta vez el elegido ha sido el Ciclo de la Mina del Enano (y no desvelaré el porqué para evitar destripar la trama a aquellos que aún no lo han jugado).
Pero como siempre, antes de empezar a discutir decisiones, os presento la lista del mazo:

Héroes:
Elrond (SL)
Legolas (CORE)

Aliados:
1x Erestor (LO)

Vinculadas:
3x Vilya (SL)
2x Hoja de Gondolin (CORE)
2x Asfaloth (CP)
1x Flecha Negra (HU)

Evento:
3x Finta (CORE)
3x El saludo de los Galadrim (CORE)

En un principio pensé en hacer otro mazo dinámico, modificándolo para superar ciertas aventuras del ciclo, pero la verdad es que me ha sorprendido gratamente la flexibilidad de la construcción y al final no he necesitado intercambiar ninguna carta.


Estrategia básica
Nuestro objetivo principal es intentar equilibrar la curva de recursos lo antes posible. Tenemos una curva un poco alta para un mazo tricolor, así que necesitaremos un acelerador artificial para bajarla hasta niveles controlables. Para ello, tenemos varias alternativas:

  1. La primera de ellas, y más directa, es la Piedra de Elfo. La Voluntad del mazo es bastante consistente, así que no deberíamos tener problemas en visitar lugares y poder utilizar la Piedra de Elfo para bajar aliados contundentes como Gildor Inglorion o Erestor, que nos permitirán mantener controlada la mesa con cierta comodidad.
  2. La segunda, y principal del mazo, es equipar a Vilya en los primeros turnos. Normalmente no me gusta incluir tres copias de ninguna carta Única para que no sean cartas muertas en el juego tardío, pero en este caso es esencial para el desarrollo de nuestro juego. Para facilitar aún más su búsqueda, el mazo incluye 2 Maestro de la Forja que, en caso de tener vinculada a Vilya, aún nos da ventaja de cartas; ya que con la cantidad de vinculadas que tiene el mazo, es raro que no pongamos una en nuestra mano tras usar su habilidad.
Como veis, el mazo no usa ninguna aceleración de recursos habitual (ningún héroe tiene manera de generar más de un recurso por turno), así que es importante cambiar un poco la mentalidad de juego habitual y puede que necesitemos algunas partidas para acostumbrarnos a los métodos alternativos de aceleración.

Héroes

Elrond
Tenía muchas ganas de hacerme un mazo en torno al señor de Rivendel y a Vilya. Pero el peso de su Anillo es poderoso, y el nivel de amenaza de Elrond muy alto, lo que va a provocar que obligatoriamente el mazo tenga que girar en torno a él. Elrond en sí mismo casi es un estilo de juego propio.

Legolas
Otro héroe que me encanta. Normalmente no juego mucho la esfera Carmesí (salvo con los Rohirrim), pero he de admitir que Legolas me gusta desde el primer momento. Es un héroe híbrido que permite centrarte en el combate a la vez que avanzas en la misión. Además, su habilidad pasiva de A Distancia, da pie la inclusión de muchas triquiñuelas en forma de Eventos que hacen el juego muy dinámico (aunque en modo solitario, no se le pueda sacar todo el provecho que nos gustaría).

Glorfindel
No me gusta Glorfindel. Bueno sí, pero no, y me explico. Creo que es una de las pocas cartas del juego que tiene una brecha en el diseño y me da mucha rabia. Su nivel de amenaza es absurdo y su debilidad fácilmente evitable con la Luz de Valinor. El elfo es una decisión lógica para casi cualquier mazo que incluya Espíritu, pero me apetecía probarlo en un mazo en el que encaja temáticamente. Normalmente es mi última elección cuando decido qué Héroes usar, pero al igual que el Anillo Único, su poder de corrupción es enorme.
 No se puede decir prácticamente nada negativo de este elfo. Tiene unas estadísticas tremendas, un coste de amenaza casi absurdo y Asfaloth es uno de los mejores controladores de Lugares del juego. Da hasta rabia lo bueno que es. Si alguna vez sacan un pack de cartas rediseñadas corrigiendo pequeños errores, Glorfindel debería aparecer en la portada con cara de pena y un coste de Amenaza acorde a su poder.

Aliados

            Arwen Undómiel: uno de los mejores Aliados del juego, sin más. Siempre la utilizo en la fase de Misión, aprovechando sus dos puntos de Voluntad y su bonificación en la Defensa. Me gustaría que no fuese Arwen para poder incluirla en más mazos; aún así, a veces me dejo seducir por la estrella de la tarde y la incluyo en mazos no élficos. No creo que ningún mazo con Espíritu la mire con malos ojos. 

             Rastreador Silvano: aunque normalmente la habilidad que más se valora de Elrond es la de poder gastar sus recursos para cubrir el coste de Aliados de cualquier esfera, no hay mejor aliado para aprovechar su segunda habilidad que el Rastreador Silvano. En turnos sin presión, ayudarán en la misión o en el combate; en situaciones con muchos enemigos, serán los encargados de defender frente a los orcos menores, sanando (o sanándose) dos puntos en cada turno al ser recuperados gracias al señor de Rivendel.

Henamarth Cantofluvial: de momento no hay muchas cartas que nos permitan escudriñar el mazo de Encuentros, pero Cantofluvial es un valor seguro. Su única pega es que sólo obtenemos una copia suya en la Caja Básica. Si tenéis acceso a una segunda copia, no lo dudéis, siempre lo vamos a querer en mesa.

Erestor: no encuentro muchas situaciones en las que jugar a Erestor (al menos de momento, sin héroe elfo en la esfera de liderazgo), así que Vilya me da la excusa de poder jugarlo. Su habilidad nos va a permitir liberar un poco a Gildor Inglorion y usarlo como un cuarto Héroe.

Vasallo del Señor de los Vientos y Guardián alado: aunque el mazo contenga la esfera Táctica, no predomina en absoluto su juego, así que necesitaba incluir algo de refuerzo en el ataque y la defensa por si las cosas se ponen serias en el Área de preparación. Los dos perfiles águilas nos van a cubrir las carencias que tenemos con el resto de los Aliados en la fase de combate.

Observadora de las Estrellas de Imladris, Maestro de la forja y Gildor Inglorion: la otra piedra angular del mazo junto a Elrond. Una vez consigamos tener a esta tríada en mesa, tendremos la posibilidad de mirar y colocar las primeras cartas del mazo de Jugador, barajar nuestro mazo si las primeras cartas no nos convencen y poder usar las tres primeras cartas del mazo como “una carta adicional de nuestra mano”. Si estos tres Aliados están en mesa, es muy difícil terminar la partida con una derrota.

Vinculadas
A diferencia de otras construcciones, aquí el peso de las cartas Vinculadas es muy alto. Van a ser fundamental en nuestro desarrollo y necesitaremos tener el mayor número de ellas cuanto antes. El Maestro de la Forja va a ser fundamental para ello.

Vilya: pese a que es una de las piedras angulares del mazo, tampoco hay que obcecarse con el Anillo. Si no tenemos control sobre el mazo de Jugador (mediante la Observadora, por ejemplo), jugaremos Vilya un poco a ciegas. Casi nunca va a ser negativo su uso, pero tampoco vamos a controlar lo que va a entrar en mesa. Así que será la segunda pieza en el mecanismo que tenemos que formar. Una vez vinculada con cierto apoyo, nuestro juego se acelerará y nos va a permitir ser mucho más eficientes.

Luz de Valinor y Asfaloth: son dos cartas obligatorias en cualquier mazo con Glorfindel (sea el perfil que sea). La Luz de Valinor, más que para cancelar el efecto negativo de Glorfindel, que también, lo queremos para que funcione de pseudo-preparador y poder utilizar al elfo dos veces por turno, ya que va a ser nuestro atacante secundario. Asfaloth nos va a permitir aligerar mucho el Área de preparación y liberar a Elrond de acudir a la fase de misión y poder utilizar a Vilya, al menos, una vez por turno.

Piedra de Elfo: como ya he comentado antes, es nuestra aceleración artificial. Nos va a permitir bajar cuanto antes a la tríada del mazo y, además, es el plan alternativo en caso de que Vilya huya de nosotros y prefiera quedarse en nuestro mazo (situación muy rara, todo sea dicho).
Tened en cuenta que no tenemos Herrero de Erebor y no podremos recuperarla, así que usadla con algo de cabeza, que no os queme en la mano.

Coraje Inesperado: la esfera Espíritu es sinónima a Coraje Inesperado. Esta vez está destinada a Elrond, ya que Glorfindel tiene su pseudo Coraje en forma de Luz de Valinor. Así el señor de Rivendel podrá actuar en la fase de misión, defender o utilizar a Vilya de manera menos condicionada o forzosa. Legolas tendrá que conformarse con actuar una vez por ronda.

Hoja de Rivendel, Hoja de Gondolin y Flecha Negra: a cambio, Hoja Verde tiene su propio equipo como compensación. Como atacante principal, es el objetivo prioritario para la primera copia de cada Hoja. También es cierto, que habrá ciertas aventuras en las que sea recomendable que tenga vinculado dos Hojas de Gondolin o dos de Rivendel (o incluso el Coraje Inesperado), así que no os lo toméis como una regla fija.

Eventos
Los eventos del mazo se van a dividir prácticamente en dos tipos; los orientados a combate y los reductores de amenaza. 

Consejo de Elrond y El saludo de los Galadrim: la velocidad del mazo es uno de sus puntos débiles. Además de ser un tricolor, tenemos una curva de Recursos muy alta, así que podemos tener problemas con la amenaza. Para contrarrestarlo, incluyo seis reductores de amenaza con los que deberíamos poder resolver dicho problema.

Martilla enemigos, Manos sobre el arco y Finta: normalmente, Legolas va a estar un poco solo en la fase de combate. Para facilitarle las cosas, además de las Hojas anteriormente comentadas, estos tres eventos nos van a permitir adaptarnos a las diferentes amenazas. Podremos atacar al Área de preparación, evitar la defensa o robar cartas (en busca de más vinculadas y eventos).

Una prueba de voluntad: siempre me gusta incluir algo de control de amenaza, y en este caso, quiero evitar las maldades del mazo de Encuentros.


Puntos fuertes y debilidades
El mazo es todo poder. Signo de ello es que no he necesitado añadir ni quitar ninguna carta durante las nueve aventuras del ciclo (aunque alguna me ha costado bastantes intentos, todo hay que decirlo). Se comporta bien en todas las fases del turno y está muy equilibrado.
Creo que parte de este poder viene dado por el desequilibrante Glorfindel. Por tan sólo 5 puntos de Amenaza y tres huecos obligados en el mazo, permite que uno de los puntos negativos de Elrond (su alta amenaza) se vea fácilmente contrarrestado, dándole una clara ventaja frente otros mazos que no usen a Cabellos Dorados. Si Glorfindel estuviese equilibrado en Amenaza, la potencia del mazo se vería mermada por su alta amenaza inicial y todo estaría más acorde.
Otro punto positivo que me gustaría comentar es acerca de Elrond. El medio elfo nos permite desarrollar un tipo de estrategia único, muy dinámico y lleno de decisiones. Y aunque es cierto que necesita a su anillo para ello, el poder jugar cartas sin pagar su coste y mover el mazo y la mano mediante la tríada de Aliados, nos va a dar unas partidas con un profundo componente estratégico que otros mazos, más “pasionales”, no permiten.

Como puntos negativos, pues varios. En primer lugar, tiene los problemas habituales de un mazo triesfera: desarrolla el juego bastante más despacio que otros mazos y podemos tener problemas de Recursos si una de las esferas decide no aparecer por nuestra mano. En segundo lugar, y un poco por cabezonería, tenemos una curva de Recursos un poco alta, aunque es cierto que Vilya y la Piedra de Elfo nos solucionan bastante bien el problema.
Además, Elrond y Vilya van a monopolizar la estrategia a seguir. No creo que esto sea un defecto en sí del mazo, pero sí que hay que tener en cuenta que el jugar con Vilya permite desarrollar un tipo de juego y nada más. La estrategia a seguir va a estar muy encorsetada y tarde o temprano (más temprano que tarde) vamos a tener que vincular a Vilya y convertirlo en la pieza central de nuestro turno. Personalmente, ha sido un tipo de juego que me ha encantado, pero creo que un ciclo completo es más que suficiente para comprobar su poder y probar otras cosas.

Variantes
Teniendo en cuenta que la creación del mazo no contempla aún el ciclo del Creador del Anillo. Y aunque es cierto que este mazo no permite muchas variantes sin cambiar su naturaleza por completo, hay un par de cartas que pueden ser sustituidas sin que se tambalee nuestro juego.
Una de las grandes incorporaciones al mazo podría ser el Refugiado Silvano, ya que encaja perfectamente con la esencia en la fase de combate, que es no perder a ningún Aliado (salvo enemigos muy potentes), así que podrá permanecer en mesa bastantes turnos.
Hay veces que no he tenido la necesidad de usar el Martilla Enemigos, así que si no es mucho de
vuestro agrado, también podréis sustituirlo por otra carta.

Conclusiones
Estoy muy contento de haberme decidido a construir un mazo élfico “a la antigua”. Todas las nuevas cartas del Creador del Anillo, dan a entender que el rasgo Silvano va a revolucionar la forma de jugar a los habitantes del bosque, así que os recomiendo encarecidamente repetir mi experimento (sin necesidad de copiarla) para poder disfrutar de ciertas cartas que pueden quedar en el olvido.
A nivel particular, el mazo es muy sólido pese a ser tricolor, y no lleva del todo mal la altísima curva de Recursos que tiene. No he llegado a probarlo en multijugador, pero estoy totalmente convencido que si algún compañero de juego puede hacernos de escudo durante los primeros turnos, es un mazo que funciona a las mil maravillas.
Como nota final, supongo que algunos os habréis dado cuenta que hay una “pieza suelta” en el mazo que no puede jugarse en todas las misiones del Ciclo de la Mina del Enano. Lo he tenido en cuenta, pero no he querido comentar nada para no estropear la trama a los amantes de la temática. Así que, por favor, respetad a los jugadores que aún no han pasado por Moria y obviar dicha “pieza suelta”.

Y vosotros ¿Tenéis otro mazo élfico pre-Creador del Anillo? ¿Usáis alguna construcción basada en los gemelos que funcione? ¿Qué os parece Vilya?

Recordad que sois vosotros los que decidís cuál será mi siguiente mazo a reseñar a través de las encuestas de nuestro Twitter (@delbosqueviejo). ¡Hasta el próximo mazo!
Dens

10 comentarios :

  1. A mi Vilya me gusta si se sabe jugar bien. Lo digo literalmente: jugar bien. No hay nada que odie más que un jugador que no hace nada más que pifias con Vilya, y cuando el compañero lleva no sé cuántas rondas sufriendo..., a punto ya de morir, coge el otro y saca Gildor con Vilya, y dice, '¿ves qué bueno?' ..... Jajaja, ¿es para matarlo o no?
    PD: y encima coge y cuando saca Gildor va y usa su habilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y con Gildor se coloca estratégicamente un Gandalf, que utiliza para robarse unas cartas.

      Eliminar
  2. Aquí mismo comenté un mazo de Elrond-Vilya, aunque sin otros noldor o silvanos, que funciona genial en la última aventura del ciclo.
    Elrond lo juego muchas veces, y en multijugador sí he llevado algo muy elfo: Glorfindel (Esp), Elrond y Mirlonde. Funcionó muy bien pero en efecto, necesitas compañeros generosos. El mazo al inicio se edica en exclusiva a contribuir a avanzar en la misión, y se reza esperando no recibir enemigos. Vilya sirve para jugarlo a partir de los turnos 4 o 5 y para bajar a los killers típicos: Beorn, Gandalf, Faramir, Landroval... Otra opción es utilizarlo para jugar Fortuna o Destino para resucitar al héroe que puede haber perdido nuestro compañero dedicado al combate en los primeros turnos. Es aconsejable no jugar Vilya a ciegas salvo que la partida esté muy cuesta abajo ya que Elrond es genial en casi todas las facetas del juego y no merece la pena agotarlo para jugar a la ruleta. Lo bueno de ese mazo es que contribuyes al equipo con voluntad y sobre todo siendo el médico del equipo. Por lo demás, con centinela y/o a distancia solo llevamos a Haldir, lo que no es tampoco mucho interactuar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cómo jugáis Vilya entonces?

      Eliminar
    2. Con la Observadora en mesa. En mazos con estos héroes hay quien baraja hasta tener en la mano inicial una Luz de Valinor o Vilya. Sin embargo, la carta que yo siempre quiero tener en la mano inicial es la Observadora, y es la jugada de turno 1 salvo que tengas que empezar con mucho poder y tengas que jugar algún aliado espíritu barato, como el refugiado silvano, arwen, el espadachín de Ethir o el nuevo Bilbo.

      Eliminar
  3. Me gustan mucho estos artículos de mazos y sobre todo si son mazos temáticos. Espero que la gente siga colaborando y enviando los suyos :)

    ResponderEliminar
  4. Ahora con el nuevo héroe Gandalf es más fácil todo. Pero si no, sólo jugar mazos que no dén fallidas. Como mucho unas 5 cartas, las otras 2 copias de Vilya y poca cosa más. Ese es mi consejo

    ResponderEliminar
  5. He estado esta semana probando este mazo, en diferentes escenarios, hasta en el de Moria fanmade. Tengo que decir que es un mazo muy poderoso y consistente. Aunque dices que es lento, no tardas mucho en hacerte con el control de la mesa aunque no te salga el anillo de Elrond, de hecho me parece más importante que salgan hojas de Gondolin y Asfaloth.
    He usado muy poco al maestro de la forja, con la Observadora ya te vas apañando, yo sacaría un maestro para éter otra cosa.
    Lo malo es que jugar este mazo no me ha resultado muy interesante, porque me ha parecido que se controlaba la mesa muy fácil y no me solía suponer un gran problema el escenario.
    Me gustaría probar variantes quitando a Legolas y con Celebro o Galadriel para que sea un mazo mucho más de Señores elfos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí también me pareció muy poderoso. De hecho, como ya he comentado, no he tenido que realizar cambios en el mazo durante el ciclo. ¡Muchas gracias por probarlo y dejar tus impresiones!

      Eliminar
    2. Aunque estoy empezando a jugar y no tengo cartas adicionales del core, ni piedra de elfo y erestor me ha parecido una pasada y muy divertido .Este es el primer mazo que juego que no este hecho solo con las cartas del core ,sobre todo por el tema elfo que me encanta,y la verdad solo he jugado las misiones del core ,la primera a traves del bosque negro no es complicada pero travesia por el anduin ,que me tenia aburrido ,la supere al segundo intento ...y bueno en Dol guldur ,Elrond no ha hecho el milagro

      Eliminar